jueves, 3 de septiembre de 2015

Pelayo consolida sus infraestructuras tecnológicas de la mano de Oracle


La aseguradora ha afrontado  una amplia renovación de sus sistemas IT para hacer frente a los desafíos de negocio

Pelayo, aseguradora española de tamaño medio con 80 años de historia y unos ingresos de 400 millones de euros, ha renovado su infrastructura tecnológica de la mano de Oracle. La compañía, que ha transitado desde el seguro de auto al seguro familiar, ha afrontado esta evolución con el fin de renovar un parque de equipos heterogéneo que se encontraba cerca de la obsolescencia y poder hacer frente a futuros desafíos de negocio y nuevos desarrollos.

Según indica Juan Arechabala, director de Tecnologías de la Información de Pelayo, “teníamos una infraestructura  formada por soluciones de distintos proveedores. Era un pequeño SIMO, con equipos y aplicaciones de HP, Microsoft, Sun Solaris, BBDD de Oracle, etc. Habíamos estirado mucho el ciclo de vida del hardware y del software, así que necesitábamos una amplia renovación”. 

En esta coyuntura, el directivo explica que se enfrentaban a un proceso complejo, “debíamos revisar la infraestructura completa. No teníamos casi nada virtualizado y necesitábamos consolidar las bases de datos (BBDD) y la plataforma middleware y modernizar nuestra plataforma para incrementar la disponibilidad de cara al cliente”.  Todo ello, sin afectar el desarrollo normal del negocio ni a desarrollos paralelos que había que ir implementando para acompañar la evolución del negocio. 

El cambio de las infraestructuras llegó de la mano de Oracle con la colaboración de ACS. “Optamos por Oracle Exadata para las bases de datos y por Exalogic  para conseguir un entorno productivo y no productivo más en línea con las tendencias de mercado. El universo Solaris se mantuvo, consolidándose en dos máquinas T5. Así se ha conseguido también optimizar el licenciamiento y la disponibilidad de la infraestructura”. 

A lo largo del último año se han actualizado diferentes componentes de software como SOA suite, ODI y UCM.
La nueva infraestructura, que ha entrado en producción paulatinamente hasta principios de junio de 2015, ha impulsado una mejora en el rendimiento de la bases de datos, una mayor disponibilidad desde el punto de vista del usuario y ha sentado las bases para la evolución de los próximos años. Algo que se ha logrado sin afectar en lo más mínimo al desarrollo normal del negocio. 

Una vez modernizadas las infraestructuras, la mirada de Arechabala se dirige a las aplicaciones que permitan hacer crecer el negocio.  “Estamos en el inicio de otra transformación, que esta vez no está en las infraestructuras sino en las aplicaciones y procesos de negocio”, afirma el directivo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario